Publicidad:

PORTADA

Entrevista de Paco Merino a Rafa Sanz en Cordopolis


El entrenador cordobés apalabra su continuidad en el Yosiquesé Cordobasket después de "un verano muy extraño y poco claro" | Ya está perfilando el armazón del equipo
Disminuir texto Aumentar texto Imprimir


eguirá al frente del Cordobasket, que competirá en la misma categoría -la Liga EBA-, con el mismo nombre -el de su patrocinador Yosiquesé- y un objetivo similar: pelear con los mejores de la categoría. Y lo que surja. Rafa Sanz abordará su segunda temporada como entrenador del conjunto verdiblanco, en lo que será su tercer año en Córdoba después de su experiencia en el extinto Bball Córdoba. Tanto con el equipo del lince como en el estreno de los colegiales en una competición sénior nacional logró meter al grupo -con la misma base de producto local- en el Top 16 nacional. En 2016 combatió con orgullo y las armas gastadas, sin ganar ningún partido en el tramo decisivo; en 2017 mantuvo sus opciones de subir -complejas, pero reales- hasta el último encuentro de la fase de ascenso a la LEB Plata. Y para 2018, ¿qué? El proyecto deportivo del Cordobasket aún está en fase embrionaria. Ahora tocará componer un plantel que, en principio, contará con la mayor parte de las piezas que le sirvieron para destacar en una competición que se ha revalorizado.
 
La competición oficial en la Liga EBA concluyó para el Yosiquesé el pasado 21 de mayo. En la segunda semana de agosto, el club y su entrenador han llegado a un acuerdo para la continuidad. “Voy a intentar ir haciendo, y supongo se sellará el acuerdo en breve. Las cosas hasta que no están firmadas y escritas, no se pueden dar por seguras en estos tiempos que corren”, dice Rafa Sanz, cuya idea es “hacer un proyecto cordobés, joven, que aglutine a lo mejor de los diferentes clubes de la provincia, y un par de pinceladas de calidad foráneas sigue siendo la idea deportiva que me motiva para iniciar el camino”.
 
“Voy a intentar poner en marcha, junto a mis compañeros de staff, el proyecto deportivo. Ha sido un verano muy extraño y poco claro, y el tiempo se echa encima”, ha indicado Sanz, quien durante los últimos meses se ha mantenido realizando distintas actividades -clinics, campus…- mientras aguardaba que el Cordobasket le presentara su propuesta deportiva. Eso no se produjo hasta que se sellaron los respaldos económicos y el club formalizó, previo depósito del aval, su inscripción en la Liga EBA. “Mantuve ayer [por el lunes] una reunión con Ángel Lopera y su compañero Antonio Hachero y aunque hay distintas formas de ver las cosas, parece que podemos avanzar”, ha revelado Sanz.
 
No oculta el entrenador que hay distintas sensibilidades dentro del club ante una misma realidad. “Mis compañeros, la mayoría de los jugadores y yo mismo queremos ir hacia arriba, pero la realidad económica que nos marca el club mira más a la contención de gasto, al ahorro”, señala el técnico, quien resalta que “es muy difícil ahorrar sobre lo que se hizo el curso anterior, salvo que abandonásemos Vista Alegre y fuéramos a otra instalación más económica, pero le he pedido al club que no perdamos la calidad en el uso de una instalación como ésa”.

Publicidad:

Publicidad:

Publicidad: