Publicidad:


La familia del baloncesto integra en su día a día la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

La celebración del último Campeonato de España Infantil y Cadete de Selecciones Autonómicas fue todo un ejemplo en la concienciación medioambiental


El baloncesto se ha convertido es mucho más que la simple realización de un deporte. Es formación, es diversión y es un continuo proceso de enseñanza-aprendizaje en valores y, entre ellos, se encuentra la labor de concienciar a la numerosa familia que engloba el mundo de la canasta sobre el respeto por el medio ambiente.

 

De hecho, la Federación Andaluza de Baloncesto se ha adherido a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible asumiendo sus 17 objetivos como todo un reto con el fin de aplicarlos a todos sus eventos de la presente temporada. La institución que dirige Antonio de Torres y todo el personal que la forma en sus diferentes delegaciones tiene un claro compromiso con la sostenibilidad ambiental, por lo que el baloncesto y los objetivos de desarrollo sostenible van, en nuestra región, siempre de la mano a través de la difusión y generación de conciencia global y activa de protección del planeta a través del programa VALORCESTO. Con él se promueve, de forma especial, la reducción del uso de plásticos y el reciclaje, algo que estuvo muy presente en el gran acontecimiento del que fue sede, una vez más, la provincia de Huelva a principios de este año, el Campeonato de España Infantil y Cadete de Selecciones Autonómicas, el #KDTINF2020, el segundo de los eventos baloncestísticos que más desplazamientos genera en todo nuestro país, únicamente superado por la fase final de la Copa del Rey masculina. 

 

En dicho campeonato se ahorraron más de 3.000 hojas de papel con la supresión del acta habitual en papel a favor del acta digital, a lo que también contribuyó la eliminación de la impresión de las estadísticas, ofreciéndose éstas siempre de forma informatizada. Además, se cambiaron las licencias de PVC por licencias digitales evitándose, de esta forma, hasta 2.940 tarjetas de PVC. También el #KDTINF suprimió la tradicional revista del campeonato, los calendarios, trípticos, designaciones arbitrales, etc., al presentarse todo ello sólo en formato digital, lo que supuso un ahorro de 102.000 páginas de papel. 

 

Otra de las iniciativas llevadas a cabo, y que supuso todo un éxito a tenor de la colaboración de selecciones y aficionados, fue la relativa al cambio de las botellas de plástico de agua para jugadores y árbitros por bidones ecológicos reutilizables, lo que supuso un ahorro, respecto a campeonatos anteriores, de 5.880 botellas de plástico y de más de 5.200 litros de agua colocándose, además, contenedores de reciclaje en todas las sedes en las que se disputó el campeonato. Asimismo, se premió la colaboración de público y competidores ya que por cada 12 botellas de plástico que se entregaban la organización ésta regalaba un balón de VALORCESTO, así como se premió con llaveros el reciclaje de seis botellas. También las bolsas de plástico en la que se entregaban los picnis del último día fueron sustituidas por bolsas de papel ecológico y reciclable, evitándose el uso de más de 1.200 bolsas de plástico.

 

El delegado de la Federación Andaluza en Huelva y vicepresidente de la FAB, José Luis Pena, no ha dudado en señalar que “cada edición en la que Huelva es sede de este espectacular campeonato intentamos superarnos y si el próximo año, de nuevo, confían en nosotros para acogerlo, seguro que daremos un paso más, pero lo cierto es que haciendo balance de todo lo que ha supuesto el #KDTINF2020 debemos estar muy satisfechos. La Federación Española, la Federación Andaluza, las distintas selecciones, los miles de visitantes… Todos nos han felicitado por cómo se ha desarrollado y, además, este año hemos logrado dar los 192 partidos en directo por Internet, lo que es todo un referente para cualquier campeonato que se celebre de aquí en adelante. Y, por supuesto, también estamos especialmente satisfechos por la respuesta de organización y público con la iniciativa VALORCESTO, porque tenemos claro que las pequeñas cosas son las responsables de los grandes cambios, y entre todos hemos logrado que el baloncesto y esta competición tan importante promueva y de ejemplos de lo que es la sostenibilidad, algo que debe ser compromiso de todo el deporte y de toda la sociedad”.