Publicidad:

CB ANDERSEN

Club Baloncesto Andersen: La ilusión es el camino. Nuevo número de la Revista Basket FEM


"El trabajo y la ilusión de un grupo de amigos reunidos en torno al baloncesto fue motivo más que de sobra para la creación de un bonito proyecto al que pronto llegaron los éxitos". Artículo extraído de la Revista Basket FEM en su número 25.
Disminuir texto Aumentar texto Imprimir
Nº 25 Revista Basket FEM
Nº 25 Revista Basket FEM

Galería Galería

Allá por el 2002, nace en el malagueño barrio de La Unión-Cruz de Humilladero, en las instalaciones del  CEIP H. C. Andersen, el Club Baloncesto Andersen. Tras dos años tratando de arrancar, iniciándose en las competiciones federadas, en el club se produce un gran crecimiento gracias a la fusión con el vecino, y también joven club, Club Baloncesto San Patricio. El club de Huelin, que había nacido igualmente dos años atrás, no solo aportó que creciese la base de jugador@s del CB Andersen, sino que además traía bajo el brazo los primeros éxitos deportivos. Un subcampeonato  provincial minibasket femenino de la mano de Tato Fidalgo y Víctor Gómez-Cornejo, con la consecuente participación en el Campeonato de Andalucía de clubes.

El club, ahora denominado CB Andersen San Patricio, afronta su primera temporada en común (2004/2005) con la mayor de las ilusiones. Bajo la presidencia de Francisco Cañete, en esta primera temporada aparecen nuevos éxitos deportivos: los minibasket masculino, de la mano de Javier Sánchez, se quedan a las puertas de la final provincial. Pero es sin duda en femenino donde el club, no solo este año sino también en los venideros, obtiene sus mayores logros deportivos. En esta primera temporada tras la fusión, el equipo minibasket femenino, liderado por David Luque, se proclama campeón provincial de la categoría, lo que les permite la clasificación para el Campeonato de Andalucía de clubes. Tras un brillante campeonato, alcanzó una merecidísima final, quedando finalmente subcampeón de Andalucía. Sin duda un gran logro que afianzaba el proyecto, y permitía al club crecer en todos los aspectos.

La temporada 2005/2006, a priori de transición, en la que el infantil femenino se proclama campeón de Copa Federación,  y en la que se produce un hecho que favorece de nuevo al crecimiento del club desde la base: el club, de la mano con la Delegación Malagueña y el Ayuntamiento de Málaga, se convierte en Escuela Deportiva Municipal. Tras ella llegó la temporada 2006/07, marcada con letras de oro por ser la temporada en la que se consiguió el mayor logro deportivo hasta el momento: el equipo infantil femenino, de nuevo comandado por David Luque, se proclama subcampeón provincial  y participa de nuevo en el Campeonato de Andalucía de clubes; a pesar de acudir como subcampeón provincial logran, tras acabar invictas el campeonato, proclamarse Campeonas de Andalucía después de una emocionante final ante el CB Portuense. Esto le permitió clasificarse para el Campeonato de España en el cual aunque los resultados no acompañaron, la experiencia para el club fue única y hasta ahora irrepetible.

Una temporada más tarde, el femenino seguía dando alegrías al club. Por primera vez desde su creación compite con un senior provincial femenino; en su primera temporada, y tras una brillante primera fase, el club se cuela en la final y se proclama subcampeón provincial tras caer ante el CB El Palo. Pero esa misma temporada 2007/08, la categoría minibasket femenino vuelve a alcanzar el éxito proclamándose campeonas provinciales y disputando el Campeonato de Andalucía; de nuevo luchando por las medallas aunque finalmente las de David Luque tuvieron que conformarse con una meritoria 4ª posición.

La temporada 08/09 conllevó la consecución de un nuevo título: en este caso el equipo junior femenino se proclamó campeón de la Copa Federación. En la siguiente temporada, 2009/10, el Club Baloncesto Andersen consiguió su quinta clasificación para un campeonato de Andalucía en sus siete años de historia. Las infantiles de David alcanzan la final malagueña logrando el subcampeonato provincial ante La Presentación. Esta posición les permite participar de nuevo en el Campeonato de Andalucía de clubes en el cual, tras una igualada primera fase, no consiguen el pase a los cruces por el título. Este exitoso año en lo deportivo,  lo fue también para el club en lo que a infraestructuras se refiere. Gracias al apoyo de las Instituciones y del Colegio, se llevaron a cabo una serie de obras en las instalaciones que conllevaron la creación de una cubierta para las pistas, nuevos vestuarios y una nueva oficina para el club.

Pero como en todos los clubes, no todo es color de rosa, y lo que en principio eran unas mejoras para el club, conllevaron una serie de cambios. El largo periodo de obras sumado a la falta de sponsors desde ya unos años atrás, produjo que el número de jugador@s del club disminuyera  por primera vez desde su creación. La falta de ingresos de todo tipo hizo replantearse al club su estrategia, viéndose reducido el número de equipos. En las temporadas venideras, los éxitos deportivos (una Copa Federación junior femenina en la 2010/11) han disminuido proporcionalmente al número de equipos, sobre todo en femenino. Así mismo se produjo la desvinculación con la entidad del Colegio San Patricio.

Lo que no ha disminuido en ningún momento es la ilusión porque el club vuelva a crecer en todos los aspectos, de forma que los éxitos deportivos vuelvan a llegar. En lo que al femenino se refiere, se pretende reactivar la afluencia de jugadoras para poder trabajar de nuevo desde la base. En estos dos últimos años, se han intentado desarrollar distintas ideas para dar salida a las distintas jugadoras del club: la temporada pasada, el junior femenino salió de la mano de otro club vecino de la capital, el ACD Gamarra, y algunas jugadoras del minibasket participaron en competición con el mismo club logrando grandes éxitos.

La última vuelta de tuerca se ha producido esta temporada con la histórica participación en una nueva competición: La Primera Nacional Femenina. Un proyecto liderado por Antonio Sánchez 'Ñipi' que tiene como finalidad el crecimiento de las jugadoras que abandonan su etapa base. Más allá de los resultados, que no están siendo favorables, los objetivos principales se están cumpliendo; adquirir experiencia en la categoría y mantener la ilusión y compromiso de nuestras jugadoras, las cuales corren con todos los gastos de la competición (muestra mayor aun si cabe de su compromiso y las ganas de disfrutar de este deporte)
 
Como decíamos al principio, la ILUSIÓN es el camino; y es esa ilusión la que lleva al Club Baloncesto Andersen a seguir trabajando para volver a crecer de nuevo y hacerse un hueco en la élite del baloncesto malagueño y andaluz. Ilusión y trabajo  que permitieron años atrás disputar cinco campeonatos de Andalucía y uno de España, y que permitieron que muchas de nuestras jugadoras representaran a Málaga a las distintas categorías en sus selecciones provinciales; trabajo que permitió que algunos de nuestros entrenadores como David Luque o Tato lograran éxitos como seleccionadores provinciales; y trabajo e ilusión que permitieron que distintas jugadoras fueran preseleccionadas con las selecciones andaluzas, o jugadoras como Rocío García, nuestro entrenador y fisioterapeuta Tato Fidalgo, o entrenadora Jennifer Barea nos representaran en Campeonatos de España con las selecciones andaluzas. 
 
Trabajo, trabajo, y más trabajo; eso sumado a la ilusión mostrada por cada uno de los componentes del club dan que pensar que queda Club Baloncesto Andersen para rato, y que lo mejor, porqué no, aun está por llegar.

Revista Basket FEM nº 25: http://issuu.com/pornadaenparticular/docs/basket_fem_n___25

Publicidad:

Publicidad:

Publicidad: