Publicidad:


67-60 | La defensa y la solidaridad llevan a España a cuartos

España estará en cuartos de final, al igual que en los últimos 18 campeonatos oficiales de este siglo. Y lo hará después de derrotar a Italia con un enorme trabajo defensivo y con muchos jugadores aportando en ataque. El primer puesto del grupo se dirimirá el próximo domingo, con Argentina y Polonia como posibles rivales.


Era el partido del campeonato, y España cumplió. No lo hizo con brillantez, sino con defensa. Anulando a los grandes tiradores italianos (Belinelli acabó con un 3 de 16), con Juancho Hernangómez como máximo anotador (16 puntos), con Sergio Llull asumiendo responsabilidades, y con Víctor Claver y Rudy Fernández dando un clinic defensivo de 35 minutos. Después del 5-15 de inicio, la Italia más talentosa de los últimos años anotó 45 puntos en los 34 minutos restantes. Un trabajo que otorga un pase a cuartos de final.
 
España comenzó el partido buscando como primera opción el poste bajo con Marc Gasol. No era fácil meter el balón dentro y el ataque de los de Scariolo se espesaba (2-9). Ricky anotó un triple a tablero, pero las pérdidas en ataque daban las primeras ventajas importantes o los de Sachetti (5-15 min 6). En defensa, los italianos estaban muy acertados y rehuían del cuerpo a cuerpo. Tras el tiempo muerto, dos canastas de Juancho y un triple de Llull cambiaron el color del encuentro (12-15). España reaccionaba con los cambios y con un Sergio Llull espectacular. Dos canastas suyas en los últimos 15 segundos del cuarto colocaban las tablas en el marcador (18-18) con buenas sensaciones.
 
El segundo cuarto comenzó con la misma intensidad defensiva, aunque Datome seguía infalible en el tiro exterior, Un triple de Rudy desde 8 metros colocaba por delante a España por primera vez en el partido (25-24). Una técnica al banquillo y una sucesión de faltas cometidas enredaban el ritmo de juego, con Marc desacertado de cara al aro y con la defensa impidiendo canastas fáciles de los italianos. Después de un primer cuarto con dos mitades y un ganador en cada una de ellas, el segundo fue el de dos rivales que se respetaban mutuamente y que luchaban por impedir que el juego. Tablas al descanso y el pase a cuartos por decidir (30-31).
 
El tercer cuarto comenzó con 5 puntos de Juancho consecutivos, y con el alero titular español cargando su depósito de confianza. Grandes minutos de España para poner la máxima diferencia en el marcador (46-38), seguidos de una reacción transalpina con Della Valle haciendo daño desde el banquillo. Italia superaban un momento importante del encuentro, apoyándose en los tiros libres y en el mayor número de personales sancionadas a los españoles. España se mostraba fiable en defensa, con Rudy y Claver haciendo un gran trabajo sobre los tiradores italianos, en especial un Belinelli muy desacertado (50-48).
 
Llegaba el momento de la verdad. Y los primeros minutos estuvieron plagados de errores en los dos equipos. España no anotaba y se enredaba en una dinámica negativa en la que no solo no entraban los tiros, sino que no se conseguían buenas posesiones de lanzamiento. Pero el partido se tenía que ganar en defensa y así se hizo. Del 52-56 se pasó a un 62-56 con un parcial de 10-0 fruto de estar efectivos en el rebote y en el lanzamiento desde el tiro libre. Marc Gasol anotó su única canasta en un reverso decisivo a falta de un minuto. El trabajo estaba hecho y se deja el partido ante Serbia del domingo como una lucha por el primer puesto, pero ya pensando el cruce de cuartos.