Publicidad:


Pleno de triunfos andaluces en LEB Plata

Pleno de triunfos andaluces en LEB Plata

Basket Navarra - CB Marbella (74-77), CB Morón - Zornotza (77-73) y Igualatorio Cantabria Estela - Enerdrink Udea Algeciras (67-78)


La cuarta jornada de la fase regular en la liga LEB Plata, ha resultado extraordinaria para los intereses de los equipos andaluces, ya que lograron el triunfo, dos de ellos a domicilio el CB Marbella y el Enerdrink Udea Algeciras y uno en casa del CB Morón.

El CB Marbella ganaba un igualado choque en tierras navarras por (74-77), con las destacadas actuaciones de Adrián Fuentes en la dirección, de Alex Navajas y Bruno Diatta en el interior y del norteamericano Taylor Cameron autor de 26 puntos con un solo fallo en el tiro.

También logró el triunfo el Enerdrink Udea Algeciras, que tuvo un partido igualado hasta el último cuarto donde los andaluces realizaron un magnifico sprint final para terminar ganando por (67-78) con un inconmensurable Erikas Kalinicenko autor de 27 puntos, con un extraordinario porcentaje en el triple, anotando siete de los nueve lanzamientos intentandos.

Comunicado: CB Morón

Morón y Zornotza le hacen un homenaje al baloncesto vibrante.

Espectacular el duelo de la cuarta jornada entre el Club Baloncesto Morón y el Zornotza Saskibaloi Taldea, con victoria para los locales por un ajustadísimo 77-73. Emoción hasta, literalmente, el último segundo, en el que Guille Corrales anotaba dos tiros libres con los que el equipo se aseguró el triunfo. Un partido en el que los dos equipos pusieron sobre el parqué del Alameda un baloncesto vibrante, rapidísimo y de gran calidad, atractivo para las dos aficiones (hubo seguidores vascos en el Pabellón). Corrales fue el MVP de este partidazo en el que destacaron también Yegven Sakhniuk por parte de Zornotza y Alejandro Rodríguez en Morón.

Para que nos hagamos una idea del ritmo de competición de hoy, un poco de estadística: máxima ventaja para Morón, siete puntos. Para Zornotza, 4. Siete veces empatados y 12 cambios de ventaja. Las mejores rachas anotadoras servían para empatar (caso del equipo visitante, 6-0para 17-17) o para coger un poco de aire (9-0 para que Morón se pusiese 42-37).

El intercambio de golpes empezaba desde primera hora, aunque favorecía a Morón. Guille inauguraba el marcador con un 2+1. A partir de ahí, un baloncesto rapidísimo, con circulaciones espectaculares, hacía que los dos equipos no cediesen ni un centímetro al rival. ¿Steel metía untriple? Johnston lo respondía. Aun así, parecía empezar mejor el Morón, con Shota y Alejandro anotando canastas para aumentar la ventaja. Pero entonces empezaba el parcial con el que Zornotza empataba el partido, gracias a un Sakhniuk muy activo y a los triples de Emilio Martínez (letal también) y Corey Johnston. Pero Diego Gallardo y José Antonio Marco cerraban con triples el cuarto para que Morón se fuese mandando 23-19.

El segundo periodo fue para los visitantes, que empezó con Raúl Frías y Joseba Estalayo remontando el partido con velocidad. Comenzaba entonces un intercambio de golpes que mantenía el marcador en un puño, con constantes cambios de ventaja o empates. Era entonces el momento de Adam Dieball, que disfrutaba de sus primeros minutos en el Pabellón Alameda para cerrar la primera parte con un triplazo con el que ponía por delante a su equipo para la segunda mitad. 38-37.

La igualdad continuó al máximo durante la segunda parte, especialmente en el tercer cuarto.Fue un parcial total de 16-16 en el que pudimos disfrutar un poco más de Shota, que se había cargado de faltas en la primera parte. Mientras tanto, eran Alejandro y Guille los que iban sosteniendo al equipo para corregir el arranque fulgurante de Mikel Sainz de la Maza, que contrarrestaba el triple de Marco para llevar a su equipo al final del partido con la máxima
igualdad. 54-53.

Se prometía un final de infarto y eso es lo que tuvimos. No era el mejor partido para los débiles de corazón, pero sí el que sirve para el cliché de «partidos que hacen afición». Ángel Vázquez se hacía importante en este inicio de cuarto para evitar el efecto devastador que podía tener el triple inicial de Emilio Martínez. Guille Corrales daba aire a Morón con un triple, pero otro de los jugadorazos del partido, Pol Olivier, no dejaba tiempo para respirar y anotaba 4 puntos seguidos. Se apretaba la cosa, pero de nuevo el MVP (16 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias y 4 recuperaciones para 23 de valoración) anotaba otro triple más. Yevgen, sin embargo, no queríaque el partido se escapase, y lo empataba a falta de 1 minuto tras mucha indecisión de los jugadores del Club Baloncesto Morón. Pesaba el ritmazo de partido y la tensión se mascaba en el ambiente. Pero los tiros libres de Guille Corrales sirvieron para dejar la victoria en el Pabellón Alameda, que sigue sin conocer la derrota.