Triunfos del CB Marbella y el CB Morón en LEB Plata

Juaristi ISB - CB Morón (82-89), CB Marbella - Innova Chef (85-53) y UBU Tizona - Enerdrink Udea Algeciras (84-79)


Enerdrink UDEA roza la machada contra UBU Tizona (84-79)
 
 
Enerdrink UDEA Algeciras ha rozado la machada y ha estado a punto de romper la racha del líder de la conferencia oeste de la Leb Plata, UBU Tizona Burgos, que lleva dos años sin perder en su casa. (84-79)
 
Los algecireños hicieron un completo partido y fueron por delante en el marcador en muchas ocasiones, remontando los arreones burgaleses. Cuatro jugadores (Newby, Kelly, Marcel y Diejn) terminaron el partido con 4 faltas.
 
Primer periodo muy igualado con alternancias constantes en el marcador, que Tizona aguantó gracias a los tiros de 3 y Enerdrink UDEA gracias a Miki Ortega, que recibió 4 faltas y metió un triple. (21-24)
 
En el segundo siguió la tónica del intercambio de canastas y por tanto la igualdad en el marcador aunque comienza a desequilibrarse por fallos de los pivots algecireños y el acierto burgalés desde fuera. En la segunda mitad del cuarto los de casa se pusieron arriba en el marcador y se fueron al descanso de 7 puntos, la máxima ventaja en el partido. (47-40)
 
Tras el descanso los de Malla enjuagaron la ventaja y volvieron a empatar, aunque el hasta ese momento máximo anotador, Marcel Robinson con 15, cometió su cuarta falta. De nuevo alternancias y empates, y cuarta de Kelly para terminar el cuarto con un 64-65.
 
El último y definitivo tiempo comenzó con muchos nervios de los burgaleses y ventaja algecireña, y cuarta falta de Dienj. A los 5 minutos, empate a 70, y después cuarta de Newby y tensión por la igualdad a 3 minutos. Pero a un minuto y medio dos triples y 5 arriba de los locales. A un minuto, 7 arriba, y finaliza el partido por muchos nervios de los de Malla con un 84-79.
 
El máximo anotador de los algecireños y del partido fue Marcel Robinson con 22 puntos, seguido de Miki Ortega con 21, y Andrew Kelly con 18, que fue el mejor valorado con 24 gracias a sus 12 rebotes.
 
En triples, los burgaleses convirtieron 13, por 9 de los algecireños, de ellos 4 de Miki y 3 de Marcel Robinson.

Comunicado: Udea Algeciras

El Club Baloncesto Morón conquista Azpeitia

Tenemos que hablar de Josh Steel. También de Adam Dieball, claro. Pero lo del británico está siendo tan fundamental desde que comenzó la temporada que me parece totalmente injusto que no se eleve más a los altares la enorme importancia que tiene el británico en los partidos. Eso había que dejarlo claro, pero también hay que darle su sitio a Adam, que fue vital para el triunfo en Azpeitia. Los dos angloparlantes lideraron al conjunto moronense, que hizo de menos el partidazo de Lawrence y Beraza.

Segunda victoria consecutiva en prórroga que da mucho aire al conjunto moronense. El primer cuarto salió con los dos equipos muy metidos en el partido. Soberbio el nivel de compromiso de las dos escuadras, que acabó llevándose el Club Baloncesto Morón, más afortunado en el triple, pero con una diferencia escasa. Solo tres puntos para ese 17-20 de los primeros 10 minutos, no por fallas defensivas, sino por un acierto tremendo por parte de los dos conjuntos. Porque el nivel de defensa era altísimo de los dos. Lo que pasa es que la pólvora en la primera parte estaba a tope.

Al Club Baloncesto Morón, no obstante, no le sonreía la suerte en muchas ocasiones, tanto ofensivas como defensivas. Por eso se acercaba tanto Juaristi en el marcador. Además, con la falta de potencia interior tras el descanso a Bocoum, la producción ofensiva disminuía un poco. Eso lo aprovechó especialmente Azpitarte, tanto de tres como desde el tiro libre. Echaba de menos Morón a Josh Steel, que se había llevado un golpazo en el primer cuarto y eso le tuvo tiempo en el banquillo. Fundamental el británico desde hace mucho tiempo, y hoy no iba a ser menos. Entre él y Adam Dieball hicieron muchísimo daño a Juaristi, irreconocible en la primera parte. Soberbio el trabajo del equipo de Antonio López, que se iba con diez de ventaja al descanso, 35-45.

En la segunda parte no salió bien Morón. Para nada. Una ventaja de 10 puntos se convirtió en un drama que Adam Dieball apagó con su bombardera del 6.75. La cosa se apretaba muchísimo en el tercer cuarto, pero básicamente porque Juaristi ISB había aumentado la producción ofensiva y la intensidad defensiva. Hablábamos antes de Azpirarte, pero Xabi Beraza era el que tomaba el protagonismo para los vascos. Su anotación y la dirección de Hevia hacían mucho daño a un Morón que era incapaz de asegurar bien las posesiones sin que les robasen o perdiesen el balón. El paso adelantísimo de Juaristi ISB se dejó notar para anular a un CB Morón que no estaba teniendo la misma fortuna en ataque que en el primer cuarto. Tal fue la remontada que afrontábamos los últimos 10 minutos con solo un punto de ventaja. 59-60.

El último cuarto fue igualadísmo para los dos equipos. La intensidad de Juaristi seguía haciendo estragos en Morón, pero, de repente, algo ocurría. Hemos estado durante un mes y medio quejándonos de la falta de jugadores, sobre todo por la falta de pívot. Pero hoy ha sido ese mismo equipo el que ha llevado el peso mayoritario del partido. No nos equivoquemos, Bocoum acaba de llegar y aportará muchísimo. Pero hoy Balsa Dragovic ha hecho un enorme trabajo defensivo. Dieball ha sido fundamental. Cecilia sigue recordando al Alejandro Rodríguez de los primeros años. Entre ellos y el tesón de Vázquez, el equipo de Antonio López logró frenar el ímpetu del líder y estuvo a punto de ganar el partido, pero le faltaron segundos.

Una nueva prórroga. Y un nuevo éxito. Parcial de salida de 0-6 que ayudó muchísimo a meter algo de miedo en los azpeiztianos, que afrontaban la prórroga con dos bajas sensibles por expulsiones. Pero el Juaristi es mucho Juaristi, y conseguía meterse rápidamente en el partido.No obstante, don Adam Dieball anotaba un triplazo que dejaba la victoria de meritazo contra el Juaristi ISB 82-89.

Comunicado: CB Morón

LEB Plata I El CB Marbella suma un incontestable triunfo ante Innova Chef (85-53)

Importante triunfo el que cosechó el CB Marbella en el Pabellón Carlos Cabezas ante el Innova Chef Zamora, uno de los equipos de la zona alta de la tabla. El conjunto marbellí olvidó los fantasmas del pasado fin de semana en Morón y con un juego brillante de equipo superó a los zamoranos por 85-53, levantando así el average entre ambos, que hasta el día de hoy tenían los visitantes por 15 puntos (77-62 en la ida).
 
Con mucho trabajo en el rebote defensivo y muy bien plantado en la zona de atrás de la pista, el CB Marbella no pasó apuros en ningún momento del partido. Las ventajas siempre le fueron de cara desde la mitad del primer periodo, precisamente desde el momento en el que Álex Navajas se echaba el equipo a las espaldas con una salida imponente que obligaba a Zamora a pedir tiempo muerto (16-9). Adrián Fuentes empezaba a entonarse, y con dos triples suyos ponía el 22-11 en el marcador al final de los primeros diez minutos.
 
La idea de Rafa Piña era no dar ventajas a los mejores anotadores de un Innova Chef que no se encontraba cómodo. Tirando de Nicholas y de Canda intentaba apretar el marcador, pero Lucas Muñoz, en su mejor momento de forma desde que llegó a Marbella, puso la directa para que los azulones pusieran aún más tierra de por medio. El base cordobés anotaba ocho puntos prácticamente consecutivos y aupaba al equipo al 34-20 poco antes de llegar al descanso, y junto a Bakary Konate, insuperable en todas las facetas del juego, se emergía como la figura del segundo periodo (45-25).
 
Así, con este equipo nada se puede dar por sentado. Veinte puntos de diferencia entre los dos equipos, sensaciones completamente enfrentadas y un Carlos Cabezas que animaba sin parar a los suyos. Aprendida la lección de exámenes anteriores, el CB Marbella dominaba el tempo del partido y tenía una idea clara en la cabeza: no encajar puntos fáciles y jugar sin ningún tipo de tensión. Y es que cuando este equipo se divierte, juega como nunca. Bruno Diatta abría la zona de Innova Chef colgándose del aro y Martyce Kimbrough sacaba su metralleta. Pocos podían dudar de que esta vez no se escapaba la victoria (55-27), aunque quedaba un mundo aún por jugarse. Piña rotaba el banquillo y le daba descanso a todos los jugadores, esperando guardar fuerzas para el final del encuentro en caso de complicaciones. Pablo Ibáñez saltaba a escena con un rebote y una canasta solo debajo del aro, además de sacar a relucir su manual de asistencias para que Taylor Cameron, por dos veces, anotara a la carrera (72-39).
 
Al último periodo se llegaba con una diferencia de 33 puntos. La seriedad en el juego local era patente. Seguía dejándose la piel en la pista, sobretodo en defensa. Aunque Nicholas era complicado de parar, Labroia recibía cada vez con Trujillo pisándole los talones y no podía hacer el juego que acostumbra. A falta de cinco minutos Navajas anotaba y mantenía la renta de 30 puntos para el CB Marbella, que ya sí, se veía ganador de un partido que no fue fácil a pesar del abultado resultado final (85-53). Con este triunfo, los marbellíes suman el sexto triunfo de la temporada, cortando la racha de resultados negativos que traía desde hace tres semanas y viajará la próxima semana a Cantabria con otra cara para enfrentarse a Igualatorio Cantabria Estela, otro de los equipos TOP del Grupo Oeste de LEB Plata.

Comunicado: CB Marbella