Publicidad:

PORTADA

Lola Pendande y Conchi Satorre, de participantes en campus a estrellas invitadas en Roquetas de Mar


Las dos jugadoras almerienses, que jugarán la próxima temporada en la NCAA estadounidense, coinciden este martes en el Campus FAB Almería
Disminuir texto Aumentar texto Imprimir


El Campus FAB Almería recibió este martes, en su tercera jornada, la visita de Lola Pendande, jugadora almeriense, internacional en categorías inferiores, que ha hecho un parón en su concentración veraniega con la selección española sub’20 (después irá con la sub’18) para acercarse por Roquetas de Mar y acompañar al centenar de participantes en la edición de 2018 del único campus que se celebra bajo la bandera de la Federación Andaluza de Baloncesto en toda la comunidad autónoma.

Lola Pendande, que jugará la próxima temporada en la Universidad de Utah en la NCAA, es una de las estrellas invitadas en el Campus FAB Almería, en el que coincidió este martes con la también almeriense Conchi Satorre, que igualmente emigrará la próxima campaña a Estados Unidos para militar en la Universidad de Texas-El Paso.

La pívot internacional almeriense pasó en la mañana del martes por las diferentes pistas habilitadas en el Pabellón Máximo Cuervo de Aguadulce, una de las dos sedes principales del Campus FAB Almería junto al Albergue Inturjoven, también en el municipio roquetero, en lo que para ella supone una vuelta a casa ya que se formó en las categorías inferiores del CD Roquetas antes de volar ya el año pasado a Estados Unidos para enrolarse en el ‘high school’ de la Ribet Academy.

La Federación Española de Baloncesto daba un permiso a la jugadora almeriense para que pudiera pasar tres días en casa, empleando uno de ellos en acudir al Campus FAB Almería, algo que la pívot agradecía tras su estancia de toda la temporada en Estados Unidos. En el Campus FAB, Lola Pendande, que aseguraba que “exageran con lo de que sea una jugadora estrella”, sí se muestra orgullosa “de estar con los pequeños” y también de “disfrutar de los amigos”. “No suelo tratar con niños pequeños y es una experiencia muy bonita”, además de “poder compartirla con mi compañera Conchi y con los entrenadores que ya estaban”.

Por su parte, Conchi Satorre, que tras una década en el CB Almería, con el que debutaba esta temporada en Liga Femenina-2, también estará la próxima temporada en la máxima división universitaria norteamericana, afronta el Campus FAB “con mucha ilusión” ya que “hasta hace dos años era yo la que estaba aquí entrenando todos los veranos para seguir mejorando”. La base almeriense afirmaba que “se vive desde otro punto de vista diferente, pero estoy aprendiendo y disfrutando igual o incluso más que cuando vine de jugadora”.

Los participantes en el Campus FAB Almería pudieron fotografiarse con ambas jugadoras en el Pabellón Máximo Cuervo de Aguadulce, en una imagen que se repetirá en los próximos días junto a las autoridades municipales, provinciales y federativas al haberse aplazado a última hora su presencia esta mañana en las instalaciones.

Publicidad:

Publicidad:

Publicidad: